El encanto de viajar en el tiempo, Tanger

el

1

Cuando puse el primer pie en el Ferry, suponía ponerlo en una máquina del tiempo. Y no lo digo solo por el cambio horario de Marruecos con respecto a España, que también, sino porque  en concreto Tanger, es como la España de los años 50. De hecho, no es que se parezca, es que lo es ya que desde principios del siglo XX hasta la independencia de Marruecos, en 1956, buena parte del urbanismo de Tanger tuvo un auténtico carácter español que aún sigue vivo.

En esta ciudad pude ver en muchas calles e incluso barrios enteros de la ciudad símbolos de la arquitectura española. Como por ejemplo, el Teatro Cervantes, la zona de San Francisco, que hasta los años setenta se denominaba “el barrio de los españoles” o incluso comprobé que aún existe un azulejo con forma del águila franquista en la antigua Avenida de España, actual Avenida Mohammed VI.

Después de 35 minutos en este barco, y con un mareo del copón, llegamos a la ciudad, la cual nos recibió con una inmenso “salam malecum” de sus vecinos. Acto seguido, nos dirigimos al Hotel Chellah en un autobús, que más bien parecía que nos hubiésemos montado en un coche de choque, gracias a la agencia de viajes con la cual contratamos esta escapada. Entre bullicio, pitidos, motos que se metían por donde no debían y haciendo tres carriles en uno, llegamos. No sé cómo, pero llegamos sanos y salvos al hotel.

El primer día lo dedicamos a ver parte de la ciudad, porque aunque parezca que no, Tanger es inmenso. Conocimos La Medina (el casco antiguo) y sus alrededores. La primera impresión que tuve es de estar en otro mundo, o mejor dicho, en otro época totalmente distinta a la nuestra. Son muchas cosas las que te sorprenden estando allí, como por ejemplo, que algunas de sus calles estén sin acabar o rotas al igual que sus edificios pero sin embargo, hay mucha  construcción.

A esta Medina amurallada se accede por la Plaza del 9 de abril de 1947,que toma su nombre de la fecha en el que el sultán Mohammed V pronunció su famoso discurso sobre la independencia de Marruecos, en la cual se encuentra la Gran Mezquita.

La venta de productos es algo que también me llamó la atención ya que la mayoría de estos se encuentran en mercados y en puestos en la misma calle, literalmente,  donde se ponen las mujeres del campo a vender comida en el mismo suelo, en el cual te puedes encontrar desde leche de camella hasta gallinas y pavos vivos que te lo trocean en el acto, sin pudor alguno.

Andando por sus estrechas calles encontré en cada esquina una mezquita, una preciosa puerta, una galería repleta de joyas o una tetería llena de gente tomando sus deliciosos pasteles con ,obviamente, té.  Por cierto, mi sito favorito de Tanger para tomar té es el Hotel Continental, sus vistas te gustarán pero su decoración te enamorará.

En definitiva, Tanger es una ciudad que transmite tranquilidad a pesar de la cantidad de habitantes,  que te hace pensar en eso de “tan cerca y a la vez tan lejos” ya que por muy cerca que esté de España, es muy distinta. Por lo que puedo decir que Tanger fue para mí el encanto de viajar en el tiempo.

6

DSC02677

DSC02585

DSC03006

DSC02993

DSC03028

DSC02572

¡Aún hay más del viaje que seguiré publicando en el siguiente post!

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Dianne Tho dice:

    Tanger tiene muchísimo encanto, desde luego 😀
    y sí, a veces mola hacer un viaje al pasado, hehe
    besos, Marta.
    http://diannetho.es

  2. Simply Anais dice:

    Y que lo digas!! Yo voy a Tánger cada verano (puedes ver posts de allí en mi blog) y la verdad es que es un mundo aparte y con rincones preciosos!

    Un saludo desde https://simplyanais.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s